[Review] Ciencia y democracia

Posted on Updated on

wasdasadd

Autor: Miquel Àngel Pérez-De-Gregorio Busquets

Hoy en día uno es considerado un outsider si no “tiene” y es usuario activo de las redes sociales del momento. Carecer de un Smartphone, de una cuenta de WhatsApp o no seguir los tuits de ciertas celebridades implica quedar apartado de tus círculos de amistades y familiares e incluso puede significar una mala impresión y causa de ineficiencia en el trabajo. La era de la información ha acelerado vertiginosamente su ritmo desde 1995 con la presencia doméstica de Internet y nuestra vida diaria parece ser que depende en su totalidad, tan sólo dos décadas después, del mundo digital.

Estar en la era gigital implica que sólo existe aquella información (política, científica, artística, etc.) que es comunicada, especialmente a través de la red. No es, no obstante, Internet un espacio neutro, sino que resulta un amalgama infinito de comunicación —que no información— de discursos y relatos interesados para con fines ideológicos y comerciales. En este mundo confuso, el consumidor (¿cliente?) de los medios de comunicación tradiciones y digitales es susceptible de no saber elegir ni poder discernir entre buena y mala información, siendo víctima potencial de engaños, manipulaciones y poner en riesgo su integridad en materia económica, cultural y de salud.

Recuperado de: http://ojs.udg.edu/index.php/CommunicationPapers/article/view/377

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*